Sobre este proyecto

Dormitorio juvenil con puente bajo

Referencia: IH130

Dormitorio juvenil con puente bajo

 

un puente bajo es una buena solución cuando una habitación juvenil exige el máximo aprovechamiento del espacio y sin que esto suponga un deterioro en la estética de nuestra estancia. Nos encontramos en la difícil situación de tener que elegir los muebles correctos, que encajen lo máximo posible dentro de los límites de los muros y que ofrezcan la imagen que más nos convenga.

¡Sin problema! Todo ello es posible gracias a la auténtica revolución en el mundo del mueble que supone la posibilidad de elegir exactamente las piezas que queramos. Así, podemos disponer de el mueble que necesitemos, configurar sus medidas, colores y accesorios a placer sin gastar ni un euro de más.

Pero llegado ese momento en el que necesitamos capacidad extra, nada mejor que construir puentes. Nos referimos al tipo de mueble de almacenamiento que protagoniza la imagen que presentamos en esta ocasión. El puente bajo toma el nombre de su semejanza con las conocidas infraestructuras que vemos en carreteras y caminos y permite aprovechar más el espacio sobre una cama u otro mueble que antes quedaba casi sin función.

Para más almacenamiento, contamos con un armario en esquina de puertas batientes, muy útilmente dividido en su interior y que gracias a su forma permite la continuidad del mobiliario, en este caso de una amplia zona de estudio que termina y apoya su encimera en un bajo estudio con hueco y dos cajones, perfecto para las tareas juveniles. Y como no, no se nos puede olvidar la cama… ¡y otra cama más! pues estamos hablando de un compacto con cama alta, cama media y tres cajones que terminarán de almacenar hasta la última prenda, ropa de cama, objeto o cuanto necesitemos para tener siempre nuestra habitación recogida. Por tanto, ¡construyamos un puente bajo!

puente 4 puertas ih130
Categoría
Habitación juvenil