Sobre este proyecto

Dormitorio juvenil con bancada y cabecero

Referencia: IH142

Las etapas del mueble

 

A medida que crecemos, cambian nuestras necesidades con respecto a los muebles. Esto se ve no sólo en el paso de la etapa de bebé a la infantil, sino también en la llegada a la adolescencia, en la que los jóvenes prefieren un tipo de habitación mucho más personalizada y con un carácter más maduro.

Esta evolución es la que da sentido a nuestra nueva composición, en la que la cama aparece como elemento central y distintivo de la nueva idea de dormitorio propia de la adolescencia.

Como decimos, contamos con una cama formada por cabecero y bancada, una concepción más cercana a la cama de matrimonio que a los compactos y camas nido. El cabecero tomará las medidas de alto y ancho que más nos convengan, y cuenta además con un cajeado practicado explícitamente para evitar el rodapié y así pegar al máximo nuestra cama a la pared. La bancada por su parte es recta y de líneas simples, lo que imprime la sobriedad propia hacia la que avanza la madurez.

En cuanto a la zona de estudio, destacamos que toda ella aparece suspendida en la pared, con diversos estantes de los cuales unos aparecen diáfanos y otros con puerta. En uno de ellos podemos observar la apertura vertical asistida por dos pistones elevables de gas, tan útil cuando se trata de estantes altos. La encimera que conforma la mesa de estudio está del mismo modo colgada, y cuenta con perfiles metálicos que la mantendrán firme y funcional por mucho tiempo.

cabecero corrido ih142
Categoría
Habitación juvenil