Sobre este proyecto

Cuna convertible a mueble juvenil

Referencia: IH156

Sitio de sobra para guardar

 

La capacidad de almacenamiento con la que cuenta un dormitorio infantil no debe de ser muy grande en principio, puesto que un bebé no requiere un fondo de armario excesivamente amplio. Sin embargo, al hablar de convertibles la situación cambia, pues su capacidad para transformarse en dormitorio juvenil hará que progresivamente sea necesario un poco más de espacio para prendas y otros objetos de los jóvenes. De este modo, podemos amueblar nuestra habitación infantil con un armario vestidor de gran capacidad, en previsión de futuras necesidades.

Comencemos por el armario. Como vemos en la imagen, dos puertas batientes se abren mediante dos tiradores diferentes (T-long y T-short correctamente combinados) para acceder al interior. Este está equipado no solo con barras de colgar, sino también con diversos estantes para un orden mucho más eficiente. En el exterior vemos tres huecos igualmente útiles, si tenemos en cuenta la cantidad de usos que nos ofrecen, tanto en la habitación infantil, como en la futura habitación juvenil.

Por otro lado, el convertible cuenta con una baranda abatible, una cajonera con dos cajones y dos estantes adicionales. Bajo todo ello, en la base, vemos dos grandes cajones que nos aportarán un extra de almacenamiento. Todo ello con apertura mediante uñeros rectangulares en cromo brillo.

Al crecer el bebé, la habitación podrá evolucionar, convirtiéndose en un más que completo dormitorio juvenil, con escritorio, cama, mesita de noche y cajonera auxiliar que podremos colocar como complemento perfecto al escritorio. Y como dijimos al principio, tendremos siempre sitio de sobra para guardar.

cuna convertible ih156

 

Categoría
Habitación infantil, Habitación juvenil