Sobre este proyecto

Armario CUBIK y cama base 30

Referencia: IH180

COMODIDAD A TODOS LOS NIVELES

Son ya muchos los proyectos a los que nos hemos enfrentado con la dificultad añadida en el amueblamiento que supone un cambio de nivel en el suelo. Sin embargo, este desnivel, a menudo salvado con unos escalones, siempre ha sido una oportunidad para dar pinceladas de estilo al ambiente, jugando con la composición del mobiliario.

Sirva como ejemplo esta estancia a la que se pretendía dar el uso de dormitorio juvenil. Como vemos, se encontraba dividida en dos zonas mediante un par de escalones en su parte media. Tras el imprescindible estudio de las necesidades del futuro huésped de la habitación, se optó por colocar la zona de descanso y el armario en la parte inferior, dejando el conjunto destinado al estudio en la superior. De este modo, insertamos un armario CUBIK aprovechando una de las esquinas, con la intención de proporcionar el máximo de espacio para guardar y clasificar la ropa, a la vez que creamos un soporte del que parte la cama, la cual, queda perfectamente integrada gracias a la plena configuración de sus medidas. Además, el armario cuenta con varios estantes orientados hacia el lado de la cama, sirviendo el inferior de ellos como una estupenda mesita de noche, cercana y funcional. Como decíamos, la cama, en este caso de base 30, parte del armario y apoya en la pared gracias a su respaldo, que no solo decora el mueble, sino que además salva la pared de posibles manchas. Y como un extra añadido de espacio para almacenamiento, bajo la base del colchón se disponen cuatro cajones de diferentes tamaños para que absolutamente nada se quede sin sitio para guardarlo.

La zona de estudio continúa la línea ascendente de la habitación y presenta, pegado a la cama, un módulo con dos cajones y un hueco que sirve de sostén derecho para la encimera del escritorio, la cual apoya   su otro extremo en una estantería que cierra el conjunto llegando exactamente al otro extremo de la habitación.

Finalmente, como complemento a toda la composición, colocamos dos módulos de colgar que acentúan esa línea ascendente que nos marcaba la habitación, y que hacen que la integración del mobiliario con la estancia sea total y, como siempre, al milímetro.

Categoría
Habitación juvenil