Sobre este proyecto

Cabecero con extraible

Referencia: IH200

Shhh… ¿has visto mi lugar secreto?

Un mueble puede ser más de lo que parece. Algo tan sencillo como una cama es posible que esconda lugares ocultos para nuestros invitados y “flipantes” para nosotros.

Esta vez os muestro un cabecero, una “pieza” común a la que le hemos sacado más partido, convirtiéndolo en multifuncional. Aumentando el fondo, conseguimos un mueble en el que poder guardar y almacenar lo que sea conveniente. Concretamente en uno de sus laterales dispone de estantes, mientras que en el otro existe un extraíble, desplazándolo sólo cuando sea necesario, permitiendo además, un cómodo acceso.

Este cabecero nos da la opción de hacer el cajeado del rodapié, totalmente personalizado, escogiendo la altura del plinto para que quede perfectamente integrado en la habitación.

La bancada es recta, y a pesar de ser un elemento “sencillo” ha de ser ergonómica, es decir, que se adapte perfectamente a nuestro cuerpo. Para ello, escoge la altura de la bancada y súmale el espesor del colchón, haciendo que subir y bajar de la cama sea una tarea sencilla y no perjudicial para nuestro cuerpo.

Ya ves que una simple cama puede albergar grandes descubrimientos. Descubre más en Idehábita y consigue el mueble que necesitas.

 

Categoría
Habitación juvenil