Consejos para comprar un mueble a medida (II)

En la anterior entrada del blog, vimos como merece la pena detenerse un momento y pensar a quién le vamos a encargar nuestro mueble a medida, pues no se trata de algo que se haga todos los días y además es una inversión no sólo económica, sino también de futuro.

En la segunda entrega de nuestra batería de consejos para comprar un mueble a medida, profundizaremos en la importancia de un par de aspectos más, que no son menos importantes:

3. El boceto del mueble o del proyecto entero debe quedar plasmado en un diseño en 3D

La mejor forma de hacerte una idea de cómo van a quedar los nuevos muebles en tu habitación es plasmando el boceto inicial en una simulación 3D, con todas las medidas reales. Así podrás evitar problemas de última hora como que una puerta o un cajón no puedan abrirse totalmente o con comodidad, que haya que hacer algún recorte del mueble, ya en tu propia casa, o añadir alguna tapeta para esconder un hueco.

Los costes van a quedar mejor definidos si se realiza, previamente a la fabricación, el diseño en 3D. Así no te llevarás sorpresas desagradables ni chapuzas o remiendos. Cada tienda Idehábita cuenta con un experto en el manejo de un sistema informático CAD-CAM que hará esto por ti. Además, ese mismo diseño es el que se envía a la fábrica para la creación de tus muebles con lo que estos no necesitan ninguna adaptación en tu casa.

4. No conviertas tu casa en un taller de carpintería

Al hilo de lo comentado en el anterior consejo, piezas que no son fabricadas a medida en origen, pueden dar lugar a que tengan que ser retocadas después para adaptarse a tus medidas. Por lo general, este proceso suele llevarse a cabo en el hogar del cliente para asegurarse de que una pieza no va a quedar corta, con lo que habría que sustituirla por otra.

Como bien sabes, el proceso de aserrado, lijado, etc. genera una enorme cantidad de polvo, ruidos desagradables y suciedad que se extiende por toda la habitación e incluso la casa entera. Muy raro sería que los encargados del trabajo se hicieran cargo también de una exhaustiva limpieza que dejara todo como estaba.

Ya te hemos comentado, en Idehábita realizamos todo el proceso de adaptación en la fábrica. Cortes, mecanizados (taladrado), lijados y canteados se llevan a cabo fuera de tu hogar. Las piezas que conforman tus muebles son servidas convenientemente embaladas para que el montador sólo tenga que ensamblarlas dentro de tu casa, evitando así estas incomodidades y reduciendo muchísimo el tiempo que tiene que permanecer allí.

Etiquetas: